Ruta 4. Los Montes. Málaga manufacturera y Exportadora.

Se circunscriben los Montes de Málaga a una extensa zona agrícola situada al norte de la ciudad y colindante con los límites de otros municipios de la provincia que se especializa en agricultura de “productos de la tierra”: uvas, higos, almendras, pasas  y que debido a su gran calidad, conquistaron los paladares más exigentes. Las primeras instalaciones de lagares se inician en el siglo XVII. Son enormes edificios que sirven de casa de recreo y a la vez, de fábrica de vino y pasas.

Con ello se consigue aumentar la producción de éstos bienes y en los siglos XVIII y XIX, con la llegada de la industrialización, Los Montes, lejos de quedarse en el olvido, se convierten en uno de los motores más importantes de la economía malagueña.

La calidad de los productos aumenta y eso hace que se eleven sus exportaciones.  Numerosas carretas trasiegan por los caminos recogiendo y llevando productos  e un intercambio continuo que también repercute en el beneficio a las fábricas de la ciudad por el aporte de materiales a las fincas.

Es importante destacar la repercusión de esta zona de la ciudad durante la historia industrial de Málaga por los extraordinarios beneficios que generan principalmente en el sector comercial.

En primer lugar podemos hacer una Ruta alternativa del bajo Jaboneros. A lo largo de los 19 km. de su recorrido podemos encontrar gran cantidad de edificios rurales y antiguas haciendas de recreo. Son también numerosas las estructuras hidráulicas a lo largo de su recorrido. Para esta ocasión, hemos destacado los siguientes elementos.

-Lagar de Lo Muñoz. Se trata de un edificio del siglo XVIII donde son interesantes las pinturas murales realizadas sobre la fachada de la capilla, único edificio que queda en pie del conjunto.

-El Cortijo del Molino. Se trata de un antiguo molino harinero movido con energía hidráulica. Se conserva el edificio aunque no mantiene nada de su maquinaria tradicional.

-Huerta de Segura. En la pintura mural de este edificio se puede apreciar la fecha de 1763, año de su ejecución. Se trata de una huerta de cítricos. Sorprende el grueso muro que defiende a la huerta de las crecidas así como la enorme noria de sangre utilizada para el riego de la huerta.

-Lagar de Campana. Se recomienda mucha precaución si se decida entrar en el lagar. Se pude contemplar su enorme prensa de viga de 1851. Otra joya del lagar es su capilla donde se alberga un pequeño retablo de madera.

Si se desea realizar el recorrido de la Ruta empezamos nuestro itinerario por el “Lagar de Torrijos”. Se trata de un museo etnológico de los Montes. En su interior nos encontramos toda la maquinaria necesaria para la elaboración del vino y el aceite, además de gran cantidad de herramientas y útiles de la labranza.

En nuestro recorrido tendremos ocasión de ver distintas represas de agua como en este caso la “represa del Arroyo Chaperas”, fundamentales para poder acometer la repoblación forestal de Los Montes.

En el “Lagar de Santillana” nos encontramos con un edificio dedicado a lagar y a la vez a casa de recreo. El conjunto está en ruina. En el primer tercio de siglo XIX perteneció a Francisco Estrada, prestigioso médico y abogado de Málaga. Los restos de piedras de molino y sala de lagar así como las grandes salas de almacenes nos hablan de su próspero pasado.

El Lagar de Chinchilla es un edificio de un perímetro superior a 1.100 metros cuadrados. Es el de mayor tamaño de los Montes. A lo largo de su historia se dedicó a varias actividades, la más interesante a destacar es la fabricación de esencias de rosales (Rosa Damascena de Millar). Para ello se instalaron alambiques y se procedió a la construcción de bancales en la ladera norte de la colina.

Los materiales y las pinturas murales que se pueden apreciar en los muros derruidos del “lagar de Pacheco Bajo” nos hablan de un edificio de carácter señorial. Desde aquí iniciamos la senda botánica que nos conducirá de nuevo hasta el Lagar de Torrijos.

El “Lagar de Benefique” fue uno de los mas lujosos de la zona. Fue lagar y casa de recreo y sus propietarios fueron la familia Lamothe. Aquí se producía la marca Moscatel Dorado y Dehesa muy afamada y distribuida tanto para el resto de España como para el extranjero.

En el apartado de “Fuera de Ruta” destacamos los siguientes hitos a visitar:

-“Lagar El Serranillo” situado sobre un altiplano del que podemos disfrutar de espectaculares vistas de la cañada del arroyo de Chaperas. Del conjunto destacamos la bodega construida en forma de bóveda en el subsuelo del edificio.

-“Mirador de Martínez Falero” Es un edificio dedicado a la memoria del Ingeniero de Montes que llevó a cabo las repoblaciones forestales de 1930.

-“Lagar de Jotrón”. Se trata de un lagar imponente y señorial situado en la zona noroeste del parque natural. Está construido cerca de un poblado mozárabe y sirvió de vivero en sus últimos años de actividad. Fue propiedad del francés Don Juan Bautista Maury. Es uno de los primeros cortijos que se adapta a casa de recreo burguesa y villa agrícola.

-Otros lugares a visitar en estos parajes pueden ser: Aula de la Naturaleza del Lagar de Las Contadoras, Hotel del Lagar Humaina, Finca Boticario, Vizcaínas, Don Timoteo…

En el Parque Natural de los Montes de Málaga podemos contemplar otros paisajes. Una vez volvemos de Chinchilla y tras pasar por Santillán, podemos descender el cauce del arroyo Chaperas y contemplar unos enormes ejemplares de olivos centenarios, testigos de épocas pasadas.

En Pacheco Bajo, comienza una singular senda botánica en la que podremos disfrutar de una amplia gama de especies vegetales típicas de los Montes de Málaga: destacamos los álamos blancos, madroños, encinas y alcornoques, así como arbustos como el lentisco, la aulaga, adelfa, mirto… y una enorme variedad de musgos, hongos y líquenes que pueblan los troncos y suelos de los innumerables pinos carrascos del lugar.

Abundan en esta zona los cipreses y el cedro, ya que con ellos se fabricaban los husillos de las prensas de viga. También abundan los algarrobos.

Entre las especies animales destacan sobre el resto el jabalí. Con paciencia y discreción podemos contemplar zorros, ginetas, águilas reales y cuervos. Si nuestra visita la programamos para el verano, al atardecer podemos contemplar los enormes búhos reales que suelen salir para cazar. También abunda el camaleón, especie protegida.

En el último apartado de nuestra Ruta destacamos, en esta ocasión, un “Recuerdo en el Lagar de Cerrado de Calderón”. Entre las calles Olmos y Flamencos del barrio malagueño de Cerrado de Calderón se encuentra el edificio del Colegio Liceo Francés. Se trata en realidad del antiguo Lagar de Calderón, que actualmente conserva su edificio original en buen estado.  Ya en 1492 se nombra esta finca como propiedad de los Dominicos concedida a éstos por los Reyes Católicos.

Es en 1850 cuando la compra Manuel Domingo Larios, II Marqués de Larios para utilizarla como casa de recreo y residencia de verano, aunque sin dejar de ser fábrica de vinos y de aceite.

Llévanos en el móvil
En las redes sociales
Fotos de Flickr
INDUSTRIA MALAGUEÑA.JPG

Industria Malagueña,S.A

Industria Malagueña,S.A

Industria Malagueña y CAMPSA

Industria Malagueña,S.A

c_1725_7_1957

Más fotos
Nuestra TV
A %d blogueros les gusta esto: